” – Mamá, ¡yo quiero ser un chico!”


Cuando la Sra. Money abrió la puerta del aseo de los niños, vio un extraño comportamiento en su hija de 8 años. Estaba orinando de pié, como los niños varones y como lo hacía su hermano gemelo.

– Brenda hija, ¿qué haces? ¡Siéntate en la taza! – Gritaba – ¿Es que no ves que lo estás poniendo todo perdido?

– ¡Pero mamá!¡Si Brian lo hace así! – Dijo la niña sollozando.

– ¡Ni peros ni nada! Debes orinar sentada, como orinan todas las chicas.

– ¡Pues yo ya no quiero ser más una chica! – Replicó Brenda con el típico cante que usan los bebés al protestar.

Quizás Bernice se había alterado demasiado con su hija. Total, ¿qué más dan unas gotas de orín en el suelo del baño? Sin embargo, ella guardaba sus razones.

No era la primera vez que Brenda mostraba un comportamiento de este tipo, sin ir más lejos, la semana pasada encontraron su vestido de los domingos rajado y deshilachado en su armario. Brenda alegaba que quería vestirse como su hermano, que le daba vergüenza salir con su ropa a la calle.

La pequeña había mantenido siempre un comportamiento peculiar que le provocó graves problemas en su desarrollo social. Los continuos rechazos y vejaciones que sufría en la escuela y en la calle frustraron a toda la familia, sobre todo a su madre.

No obstante, la peor época de su vida estaba aún por llegar. Su adolescencia. La etapa del desarrollo donde los caprichos de sus hormonas guían todas sus acciones. Brenda no podía más. No lo entendía.

Una noche, cuando Brenda tenía 14 años, volvió a casa muy alterada. Algo que no extrañó a sus padres, pero que de igual modo provocaba en ellos un profundo dolor.

– Mamá, papá, ¡estoy harta! Me quiero morir. – dijo entre lágrimas y abatida por completo.

Tras un breve silencio, Bernice agachó la cabeza y arrancó a llorar.

– Hija, debemos contarte algo. Siéntate.

Su madre le contó la verdad: Brenda no nació siendo Brenda sino Bruce. Un terrible error del cirujano que debía circuncidar al chico de siete meses quemó gravemente con un bisturí de electrocauterio el pene del pequeño. Ante la impotencia de aquella situación, el médico y sus padres decidieron someter a Bruce a una operación de cambio de sexo con 17 meses. En la intervención le extirparon los testículos y le remodelaron el escroto para asemejarlo a una vulva.

Tras conocer la historia real de su vida, Brenda cambió su nombre a David, quien finalmente se sometió a una cirugía para la reconfiguración de su fenotipo masculino. Se casó, adoptó hijos y mantuvo una vida aparentemente normal.

Lamentablemente, las primeras etapas del desarrollo son muy importantes a todos los niveles, y por supuesto, también a nivel psicológico. David Reimer se suicidó en mayo de 2004 a los 38 años de edad. Previamente accedió a que se publicara su nombre real, pues hasta entonces se usaron nombres ficticios en toda la bibliografía médica que lo persiguió.

Hay mucho que contar sobre David Reimer, de hecho, toda su historia está publicada en su autobiografía [1].

[Tip biológico] -> En el caso de David, se cometió un error lamentable al no comprender la abrumadora influencia de los andrógenos circulantes sobre el encéfalo durante el desarrollo sexual temprano.

¿Tú qué opinas?

Bibliografía: toda la historia y documentos médicos:

  1. COLAPINTO, J. (2000) As Nature Made Him: The Boy Who was Raised as A Girl. New York: Harper Collins.
  2. DIAMOND, M. Y H. K. SIGMUNDSON (1997) Sex reassignment at birth: Long-term review and clinical implications. Arch. Ped. Adolese. Med. 151: 298-304.
  3. DREGER, A. D. (1998) “Ambiguous sex” or ambiguous medicine? The Hastings Center Report 28: 24-53.
Anuncios

2 pensamientos en “” – Mamá, ¡yo quiero ser un chico!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s