I’m just walkin’


No puedo dejar pasar la oportunidad de hacerle un homenaje (de los míos) a este hombre:

Matt Green

Matt Green es un hombre al que solo los hombres envidiamos. Los hombres que cumplimos el tópico de ser soñadores, los que amamos el impulso y buscamos emociones en todo lo que hacemos.

Fue tan grande el impulso de Matt que lleva recorridos más de 2.000 kilómetros a pié, de este a oeste de EEUU, comenzando en Nueva York; actualmente en Dakota del Norte. A lo largo de su camino recoge imágenes de muy buena calidad artística y las comparte con nosotros en http://imjustwalkin.com/.

Poco he encontrado sobre la vida de Matt, en su web, tan solo se limita a dar posibles explicaciones del porqué lo hace; en resumen:

“Por entrar en contacto íntimo con el espacio. Tocar, saborear, oler y oir cada detalle (detalles que se escapan si nos desplazamos de cualquier otra forma). Andar te da la libertad de llegar a cualquier parte. Siempre estamos andando, en nuestra casa, en el trabajo; él hace lo mismo en una sola dirección, haciendo del país, su hogar”.

Ahora, déjenme divagar:

Las acciones más habituales del propio ser humano son, precisamente, las que más placer nos dan: comer, dormir, reproducirnos -o intentarlo-, etc.; éstas son acciones cuyo sujeto es el individuo. Sin embargo, cuando el concepto de individuo se define como “parte de un colectivo” no se atiende entonces a estas acciones, sino que es un componente más de una maquinaria inmensa, estática y con propiedades emergentes resultado de la interacción entre las distintas partes y la suma de éstas.

Escapar de esta maquinaria. Dejar de ser un componente más. Ser un individuo propiamente dicho, puede ser, sin poder explicarlo concretamente, el objetivo de Matt Green en su travesía. Ha podido sentir la necesidad natural de comunicarse con su espacio.

Sueño, por supuesto, con poder algún día sentir lo que él está sintiendo ahora. Y no solo por comunicarse con su espacio, sino también porque hacer reflexionar a otros jóvenes tal y como él está haciendo conmigo.

Fuente: I’m Just Walkin’

Curioso error en Twitter


Desde hace unos minutos estoy siguendo a un tal “0 Zine” igual que más de 18 Kilousuarios (yo también me invento palabras), pero yo no he pulsado Follow para éste, cuyo user id es: “@0“. Los más entendidos ya van viendo por dónde van los tiros de este conflicto.

Con los problemas de sobrecarga que twitter está experimentando últimamente las peticiones de datos no siempre reciben una respuesta completa desde los servidores y a veces, en un campo donde debe incluirse una variable del tipo String o cadena, como el nombre de usuario, llega una variable vacía, que en lenguaje de programación es idéntico a 0 ó Null.

Pues bien, cuando hubo ocurrido este problema en mi TweetDeck al pedir el perfil de un usuario, pulsé Follow (a éste) y la petición que se realizó fue la de seguir a @0 ó a @(null) – este último es el que me apareció en pantalla -.

Este fallo, favorable para @0, es causa tanto del cliente, TweetDeck en mi caso, como de Twitter. El primer culpable no debería tener habilitado el botón Follow si los datos del servidor no han llegado correctamente, falta depuración en el programa. Por otro lado Twitter, ni que decir tiene que debería ponerse las pilas ante la increíble demanda de ancho de banda que está teniendo, que dejemos de ver su dichosa ballena remolcada por pajaritos, etc.

Sobre los que vienen a estudiar a la bibloteca


De todos es sabido, y sufrido, el incremento de la afluencia de estudiantes en épocas de exámenes a las bibliotecas de la universidad.

He oído y en ocasiones, compartido, todo tipo de opiniones al respecto, algunas abiertamente irracionales como por ejemplo la frase: “¿qué coño hace uno de periodismo estudiando en la biblioteca de ciencias?”. O también la típica: “Esa está demasiado buena para ser de ciencias”. Otras opiniones con argumentos bastante sólidos, por ejemplo, “qué hace ocupando un asiento con sus apuntes si lleva toda la mañana en la cafetería…” o “por qué no se van a charlar a la cafetería y dejan de molestar”.

Algunos afirman con recelo que esto se ha convertido en una moda; que muchos de los estudiantes vienen a ligar o a sociabilizarse pero no a hacer uso de los libros y los sitios de estudio pero oiga, ¿y qué?

Quizás no sea el comportamiento más correcto del mundo venir a la biblioteca a perder el tiempo, pero yo digo una cosa: ¿es comparable con el inútil que lleva toda su vida sin pisar una y rascándose los huevos allá donde quiera que esté tumbado?

Ole la masificación de jóvenes en las bibliotecas y ole las niñas – vaale, y los niños – que vienen a estudiar de otras facultades. Seguro que aunque no les cunda mucho, algo bueno se llevarán.

Escribir bien cuesta caro


Hay varias razones por las que he sido siempre un maniático con la corrección, pero enumerarlas no es el objetivo de este post, dejémoslo en que siento un cariño especial por nuestra lengua. Pero hace poco, me encontre con la desagradable sorpresa de que tengo que eliminar las tildes de mis SMSs si no quiero limitar la extensión de mi mensaje, es decir, que si quiero escribir un mensaje de 160 caracteres (lo normal) incluyendo las tildes correspondientes el precio del mensaje se me triplicaría, puesto que al introducir una sola tilde, la extensión máxima de un sms se reduce de 160 a 70.

Sin tildes. Fíjense a la derecha del espacio de texto

SMS sin tildes

Con tildes. La extensión máxima es de 70

SMS con tildes

¿Por qué ocurre esto?

Sencillo. Tan sencillo que es un absurdo que ignoren el problema y se nieguen a solucionarlo:

Resulta que cualquier caracter “normal”, es decir, aquellos que no difieran de las letras, números, y poco más, puede ser enviado como como GSM 3.8 – el formato por defecto que permite los 160 caracteres – pero si escribimos mensajes con al menos un caracter con tilde (o cualquier otro que se salga del estandar) el formato de texto cambia de GSM 3.8 a unicode.

En el formato unicode cada letra está representada por un código de tres cifras, con lo cual, cada caracter que se escriba cuesta el triple y las compañías telefónicas, con razón se niegan a asumir responsabilidades porque el problema es de los terminales, de hecho, ya hay móviles que evitan el salto a unicode en estas situaciones.

Lee más información aquí: Soy Blogger